Reclamaciones de cantidad

Deudas comerciales

Reclamacion de deudas comerciales por el impago de facturas de compraventa de productos comerciales, la prestacion de servicios empresariales y profesionales, asi como por el alquiler o arrendamiento de bienes inmuebles.

La reclamacion de facturas impagadas derivadas de las relaciones comerciales, empresariales, profesionales y arrendaticias, exige el examen de su validez y legitimidad con anterioridad a su reclamacion al moroso de que se trate, estos requisitos vendran determinados por los medios de pago, el modo en que se establecio la relacion juridica entre las partes y otros aspectos que generan el derecho a obtener el precio pactado.

La deuda comercial no es ajena al paso del tiempo, por la prescripcion y caducidad de las acciones para reclamar, y por tal razon la reclamacion de impagados no esta exenta de riesgos y limitaciones.

El tratamiento de la deuda comercial contempla matices diferenciados si se trata de la compraventa de productos comerciales, la prestacion de servicios profesionales o el alquiler de un piso, puesto que en unos se transmite la propiedad de un bien, en otros se ejecuta un trabajo o servicio en beneficio de un tercero y en los ultimos se cede el uso de un bien inmueble.

Deudas particulares

Reclamacion de deudas particulares reconocidas en documentos privados, por prestamos personales, derivadas de la copropiedad de fincas o de la comunidad de propietarios respecto de un copropietario.

El cobro de morosos en el ambito de las deudas particulares, al no tener su origen en el trafico comercial, exige acreditar la existencia de la relacion particular para poder determinar su legitimidad y vigencia, no obstante los plazos de prescripcion para la reclamacion de este tipo de deudas es notablemente superior a las de otra naturaleza.

La reclamacion de impagados o cobro de morosos particulares con frecuencia implica la existencia de acuerdos particulares como son el reconocimiento de deudas, los prestamos personales, la copropiedad inmobiliaria o las comunidades de propietarios, que se incumplen por una de las partes que la integran.

En las deudas particulares la situacion economica y patrimonial del moroso reviste especial importancia pues representa el principio y fin de las pretensiones de cobro del acreedor, razon por la que se impone una actuacion diligente en prevision de una potencial insolvencia del deudor.

Pagares impagados

El pagare impagado es aquel que no puede hacerse efectivo al presentarse a cobro llegada la fecha de su vencimiento; el impago del pagare genera ademas gastos que deben ser asumidos por su tenedor.

El pagare es un titulo valor de uso comun en las relaciones comerciales que sirve como medio de pago aplazado del precio de que se trate; no obstante, el pagare no garantiza el pago de la cantidad que en el mismo se consigna pues puede llegar a no ser atendido.

Nuestro Ordenamiento Juridico regula los requisitos formales del pagare asi como las acciones para la reclamacion de los pagares impagados ante la Jurisdiccion Ordinaria sin necesidad de requerir de pago previamente al moroso, pues de ello se hara cargo en su momento el Juzgado de Primera Instancia competente.

La reclamacion de pagares impagados tambien se encuentra condicionada por el paso del tiempo, aunque para el caso de los pagares puede hablarse de dos plazos de prescripcion diferenciados que condicionan el procedimiento judicial idoneo para su reclamacion.

Juicios por impagos

Los juicios por reclamacion de impagados no solo tienen por objeto la reclamacion de deudas comerciales pendientes de liquidacion, el impago de servicios profesionales, las deudas entre particulares y los pagares impagados a la fecha de vencimiento, sino tambien los conflictos derivados del incumplimiento de obligaciones contenidas en contratos civiles o mercantiles.

En este tipo de juicios la prueba de la deuda, o del incumplimiento de la obligacion contractual en su caso, es fundamental para poder acreditar la existencia y vigencia de la misma, y por tal razon tambien lo es el poder demostrar lo contrario, pues el debate se centra en la posibilidad de exigir el pago de una deuda valida a todos los efectos que no resulte compensable.