Desahucios

Desahucio express

El término desahucio se utiliza para hacer referencia en exclusiva al desalojo de los ocupantes de un inmueble por orden judicial, con independencia que éstos sean inquilinos o precaristas.

El llamado Desahucio Express nace gracias a la reforma introducida por la Ley 37/2011 de 10 de Octubre 2.011, que facilita y protege el derecho de los propietarios de inmuebles arrendados a cobrar las rentas adeudadas y a obtener a su vez el desalojo efectivo del inquilino en un mismo procedimiento si así lo desea. El Desahucio Express se tramita mediante procedimiento verbal, más sencillo y corto, reduciendo así, significativamente, el importe de los honorarios profesionales de Abogado y Procurador.

La acción judicial de desahucio se puede interponer por varios motivos. Estas son las causas que nos permiten interponer una demanda de desahucio.

  • Desahucio por falta de pago de la renta o de cualquiera de las cantidades cuyo pago corresponda al arrendatario.
  • Desahucio por falta de pago del IBI a su actualización.
  • Desahucio por actividades en la vivienda molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.
  • Desahucio por subarriendo o cesión inconsentidos.
  • Desahucio por obras inconsentidas o daños causados dolosamente.
  • Desahucio por falta de pago del coste de las obras repercutidas por el arrendador.
  • Desahucio por no destinar la vivienda al uso convenido.
  • Desahucio por extinción del plazo legal o contractual.
  • Desahucio por la no realización de las reparaciones referidas en el artículo 21 de la LAU
  • Desahucio por precario.
  • Desahucio por necesitar el inmueble el propietario para si o sus hijos, siempre que conste en contrato.
  • Desahucio por otros incumplimientos de las obligaciones legales o contractuales.

En algunos de estos casos, el procedimiento a interponer no es el llamado desahucio express, aunque se puede solicitar y obtener igualmente ante el Juzgado de manera rápida y eficaz.

Si no tiene claro cuál es el tipo de desahucio que mejor se acomoda a tu situación particular, contacte con nosotros para que le asesoremos.

Documentación necesaria

La documentación necesaria para comenzar los trámites del proceso de desahucio, ya sea de pisos o locales comerciales, es la siguiente:

  • Contrato de Arrendamiento del Inmueble. (Copia)
  • Copias de las escrituras de propiedad del Inmueble o nota Simple del registro
  • Copia de la escritura de constitución de la mercantil si la propiedad es una persona jurídica.
  • Recibos impagados, tanto de renta como de suministros: agua, luz y gas.
  • Notificaciones previas realizadas (Burofax) si las hubiera.
  • Cualquier otro documento susceptible de ser relevante para el desahucio con el objeto de ampliar la información facilitada al Juzgado.
  • Poder general para pleitos.